ONG

Comunicados

Transparencia y Acceso a la Información: Repercusiones para el Parlamento Abierto

Semana de Transparencia y Parlamento Abierto

Panel II: “Transparencia y Acceso a la Información: Repercusiones para el Parlamento Abierto.”
 
En la segunda jornada de la Semana de Transparencia y Parlamento Abierto, con sede en las instalaciones del Senado de la República,  se llevó a cabo el panel titulado Transparencia y Acceso a la Información: Repercusiones para el Parlamento Abierto. EL panel  estuvo moderado por el Senador Zoé A. Robledo Aburto quien, en la introducción, reconoció que a pesar de la importancia y fuerza que ha tomado el tema de transparencia, aun se siguen presentando resistencias por parte de algunos servidores públicos.

El Senador Alejandro Encinas Rodríguez, panelista que asistió en representación del Senado, inició su participación reconociendo que el número de solicitudes de información en el Senado ha disminuido, en los últimos años, de forma constante y, en su opinión, es consecuencia del escepticismo  generalizado y de las trabas burocráticas en el acceso a la información y NO de la disponibilidad de la información por parte de este órgano legislativo.

El Senador,  también se refirió a los ejes en que debe enfocarse la discusión de la  Ley de Transparencia, que son los siguientes:
 

  1. Manejo de los recursos públicos.

  2. Seguimiento y cumplimiento puntual del proceso legislativo.

  3. Conflicto de interés.

  4. Acceso ciudadano al debate legislativo.

Por su parte, el Dr. Khemvirg Puente, Secretario Académico del Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, señaló que: “sin rendición de cuentas no hay representación democrática”,  y que un parlamento democrático debe ser representativo, transparente, eficaz, profesional, accesible y  debe rendir cuentas.  Para que el Congreso mexicano incluya en su dinámica de trabajo cada una de estas características es necesario “transformar la lógica de la acción congrecional que permita poner en el centro de las decisiones a los ciudadanos”, Agregó el ponente.

Sin embargo, añadió el Dr. Puente, en el contexto mexicano han existido y siguen existiendo resistencias en cada uno de estos aspectos y como ejemplo, mencionó la redacción del Art. 93 de la “nueva”  Ley Orgánica del Congreso, el cual establece que “las reuniones de las Comisiones podrán ser públicas…”  interpretando la palabra “podrán” con un sentido de excepción, cuando la publicidad de las reuniones de la comisiones debería ser una regla general.

El Dr. Mauricio Merino, académico del CIDE y representante de la Red por la Rendición de Cuentas, en su participación mencionó que la reforma constitucional en materia de transparencia ha sido  un gran logro en nuestro país. Pero, la ley de transparencia y la Ley de archivos, que de ella se desprenden, son el siguiente paso para “sentar las bases que permitan modificar la cultura y prácticas de la gestión pública en México.”

El Dr. Merino, aprovechó el espacio, como el mismo mencionó,  para profundizar en un reto que, en el corto plazo, tiene el Senado: la composición del Órgano garante de la Transparencia.  Para ello, pidió a los Senadores presentes, fijar públicamente lo criterios a seguir en la selección de los comisionados  integrantes del IFAI, ya que la transparencia debe empezar  por transparentar, de antemano, criterios  y procedimientos en los que los Senadores basaran su decisión sobre quien tendrá tan importante responsabilidad.

También, recomendó  los siguientes criterios de selección acreditables:

  • Experiencia en materia de transparencia.

  • Conocimiento probado

  • Experiencia en cuerpos colegiados

  • Compromiso acreditable

  • Conciencia en el ámbito de aplicación 

  • Representatividad regional y por área de aplicación

  • Imparcialidad partidaria

  • Equidad de género

En su intervención, el Dr. Luis Carlos Ugalde, Director General de Integralia Consultores,  consideró  que la principal deficiencia del Senado y del Poder Legislativo en general, es la opacidad en la que ejerce sus recursos, lo cual es resultado de la falta de un sistema de sanciones, ya que no existen costos para los legisladores que, entre otras cosas, nieguen compartir información pública.

Los cuatro grandes retos del Senado, según dijo, son los siguientes:

  1. Ser  modelo nacional e internacional en transparencia y Rendición de Cuentas

  2. Definir con precisión obligaciones y responsabilidades

  3. Vincular el incumplimiento con sanciones, y

  4. Asegurar que las sanciones sean ejecutables

Como conclusión, en el panel se reconocieron los avances y logros en el tema de transparencia como resultado de la reforma constitucional, sin embargo,  queda claro que existen muchos pendientes por resolver, entre ellos, los concernientes a la regulación de las leyes secundarias como lo es La Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental  y la Ley de Archivos,  y por ende, las reglamentarias de cada Cámara del Congreso, así como el proceso de selección de los futuros comisionados integrantes del IFAI.